Propiedades del tomillo

El tomillo es una planta que se utiliza principalmente en la cocina, o en la aromatización de ambientes; sin embargo, es también reconocida por sus varias propiedades medicinales, aprovechadas principalmente en infusiones.

El tomillo es especialmente bueno para aliviar problemas del aparato digestivo, o del sistema respiratorio; especialmente de la parte superior. Esto se debe a que posee cualidades carminativas, que reducen gases  y aerofagias en el estómago, y a que limpia las vías respiratorias y elimina los virus y bacterias que provocan sus enfermedades gracias a que posee propiedades antisépticas, expectorantes y mucolíticas.

Esta misma acción antiséptica se puede aprovechar para tratar heridas, o recomponer la piel dañada. Las mismas infusiones hechas a base de tomillo pueden aprovecharse para hacer buches que alivien llagas, aftas o gingivitis. También puede utilizarse para combatir parásitos en el intestino.

Detalle del tomillo en flor, conoce las propiedades de esta planta

El tomillo también contiene timol, substancia que ayuda a prevenir el reuma y que funciona como antiinflamatorio. Por su parte, la naringenina favorece la circulación y sus antioxidantes ayudan a detener el envejecimiento acelerado de las células. Esta planta funciona como emenagoga, es decir que favorece el vaciado sanguíneo durante la menstruación. Esta misma actividad sobre el aparato circulatorio ayuda a calmar las migrañas.

Todas estas propiedades del tomillo ayudan a convertirlo en un ingrediente ideal para incluirlo en nuestra lista de plantas con propiedades medicinales. Su fácil adquisición permiten que el precio sea asumible para todas las economías, pudiendo comprarlo en supermercados y en cualquier herboristería, de modo que nunca tengamos una excusa para no recurrir a él.