Tomillo para el acné

El tomillo puede ser una opción incluso mejor que muchos productos actuales existentes en el mercado contra esa enorme molestia que es el acné.

¿Cómo aprovechar entonces sus cualidades?

En primer lugar, consigue una bolsa de tomillo, o corta unas cuantas hojas frescas y ponlas a secar. Luego coloca una cucharada de tomillo seco en agua previamente hervida durante 10 o 15 minutos.

Un rato más tarde verás que el líquido comienza a tomar un color marrón claro. Desde este momento ya puede utilizarse, aunque quizá quieras dejarlo reposar unas horas o días más para que el tomillo se mezcle mejor. En todo caso, al momento de utilizarlo deberás colar la mezcla.

tomillo útil para el acné

Luego deberás aplicarla al despertar y luego de levantarte sobre la piel limpia y seca de tu cara mediante un algodón humedecido en esta infusión. Este tónico mantendrá la piel libre de grasa y suciedad.

También puedes utilizar el tomillo para crear una mascarilla facial. Para esto deberás utilizar el tónico del que hemos hablado antes mezclado con una cucharada de arcilla.

Basta con aplicar y dejar actuar esta máscara durante 20 minutos y lavar con agua tibia abundante para notar la mejoría. Los barros se comenzarán a secar, y tu piel se sentirá mucho mejor.

El efecto antiséptico del tomillo acaba con las bacterias que mantienen a los granos en actividad, al mismo tiempo que la arcilla absorbe la humedad en la zona.

No olvides compartir estos consejos, para que más y más personas puedan beneficiarse con las propiedades de esta planta, conocida desde los tiempos más remotos de la historia del ser humano.